3 de junio de 2016

Sigue búsqueda sin éxito de dominicano ahogado en el río Hudson en Nueva York

Docenas de rescatistas, buzos, bomberos y unidades policiales, siguieron sin éxito, ayer martes la búsqueda del cuerpo del dominicano Alex de Sousa de 47 años de edad y residente en Brooklyn, quien se ahogó en un área turbulenta del río Hudson, mientras pescaba junto a dos amigos.

Además de lanchas y barcos, policías auxiliados por perros olfateadores y un helicóptero sobrevolando las aguas, los buzos han sondeado las profundidades del caudaloso río, sin encontrar el cadáver de Souza, dijeron las autoridades del condado Westchester, donde ocurrió la tragedia.

El portavoz de la policía, dijo que la búsqueda fue suspendida al caer la tarde de ayer, y que la marea y la geografía del área, convierte es parte del río en una zona peligrosa.

Dos adolescentes, que también residían en Brooklyn, se ahogaron en la misma área que Souza en el año 2000, cuya tragedia motivó al aumento de la seguridad.

En 1998, también se ahogó Michael Jamin, cuyo cuerpo fue encontrado.

Pero en esa parte del río Hudson, no se permiten bañistas y sólo está autorizada para la pesca.

Souza y sus amigos, que no han sido identificados por las autoridades, llegaron a la zona de Teller Point en Hudson Croton Point Park, rentaron una cabaña y se dispusieron a pescar la mañana del martes, cuando la víctima, decidió nadar.

Pero Tom Lake, naturista y profesor del Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York, asegura que “el río, no es particularmente peligroso”.

En el área, hay también zonas de playas con aguas quietas durante todo el día

El ejecutivo del condado Westchester, Rob Astorino dijo que de Souza, había estado pescando a la espera de una cabaña alquilada que estaba siendo preparada.

“Después de varias horas en el sol decidió tomar un baño. Desafortunadamente, en el agua que no era demasiado profunda en ese punto, él de alguna manera terminó ahogándose”, explicó Astorino.

Teller Point, es una península rocosa, que se extiende a una milla al Sur del río y hacia el puente Tappan Zee Bridge, en tanto el río hace una curva al Oeste.

El agua al lado del parque, es poco profunda con seis pies de profundidad, hasta llegar a unos cientos de pies de distancia de la península, donde la profundidad se reduce a 40 pies, según se verifica en el mapa.

“La playa es un lugar seguro, pero las otras áreas son mucho menos seguras” dijo el portavoz de la policía del condado Kieran O’Leary.