29 de junio de 2016

Rubby Pérez - “El merengue lo que necesita es difusión”

Rubby Pérez siente que hay dominicanos mal intencionados con el merengue, y no concibe que otros ritmos tengan prioridad en las emisoras ni que los comunicadores se refieran a que hay una crisis en el género autóctono.

“El merengue es un ritmo tan bueno que ni siquiera la malintención del dominicano lo ha podido destruir. En el único país del mundo que habla de eso (de crisis del merengue) es en República Dominicana”, expresó el merenguero durante una entrevista en el programa “TV Revista”, que se transmite por el canal 4RD.

Luego insistió”: “Señores, hay que abrir los ojos porque están tratando de quitarnos la identidad del dominicano; y cuando un país pierde su identidad no pelea; cuando nos quiten eso nos van a quitar la nacionalidad, va a venir otra gente y van a coger la isla y no va a existir la República Dominicana”.

El merengue “tiene tantos enemigos aquí que personas que tienen emisoras y que tienen dinero que lo consiguieron con este ritmo le han dado la espalda”. Solo defendió a los hermanos Juan y Nelson Estévez.

Además, “La voz más alta del merengue” llamó a quienes inciden en el pueblo a “que se quiten las frases de que el merengue está en crisis, de capa caída..”.

Su principal tesis es que “el merengue lo que necesita es difusión” para que los más jóvenes puedan valorarlo y dejarse contagiar de sus temas.

“Sigue dando pela”
El merengue, agregó, “sin tener producción, sin tener emisoras, sin tener apoyo, sin tener dinero, que en otros ritmos hay mucho, sigue dándole pela a todo el mundo”. Entonces citó que clubes importantes de la capital prefieren a los merengueros para sus fiestas.

“No quiero denigrar a ningún ritmo, pero yo le quiero decir a ustedes que abran los ojos porque se ha sido muy permisivo y se ha opacado el ritmo nacional que es el merengue”, expresó.

Rubby advirtió que los jóvenes “están siendo confundidos con una balsa de cosas que le está llegando con un bombardeo y están creyendo que eso es la música”. Se sumó a las voces que favorecen una ley que proteja el ritmo y permita mayor difusión en las emisoras, como sucede en Venezuela con su música.

También se refirió a la situación social de violencia en el país y relacionó sus causas con “la música ruidosa” que se escucha.

“Aquí la gente anda asustada, insegura en las calles, y todo esto es provocado por una serie de situaciones, entre ellas la música que se difunde; porque la gente reacciona igual a la música que oye”.

“Aquí estamos viviendo un momento de agresividad provocado en su mayoría por la música que se está oyendo”, afirmó.

Nota de Ramón Almánzar