24 de junio de 2016

Reino Unido votó romper con la Unión Europea

La salida del Reino Unido de la Unión Europea se impuso en el referéndum realizado este jueves, revirtiendo los últimos sondeos que la daban un favoritismo a la permanencia en el bloque regional, lo que causó una fuerte reacción negativa en los mercados e inició una etapa que, auguran expertos, traerá grandes turbulencias políticas y económicas.

El "brexit" logró imponerse sobre los proeuropeos por el 51,9% contra el 48,1%, lo que representa una diferencia de más de un millón de votos. El voto en Inglaterra y Gales impulsó la victoria del "leave", pero tanto Escocia como Irlanda del Norte votaron por la permanencia.


Los resultados causaron un histórico desplome de la libra esterlina, que caía a su valor más bajo en trés décadas. A su vez, las bolsas también reaccionaba negativamente a la noticia.

La decisión significa un duro revés para el primer ministro David Cameron, el partidario más contundente en favor de la permanencia. 

En su último discurso previo al referéndum, convocado por él mismo, Cameron recordó la importancia de la decisión y la calidad de"irreversible" de la misma.