24 de junio de 2016

Miami será sede del Clásico Mundial Beisbol 2017

Fuentes de los Marlins confirmaron que el parque de La Pequeña Habana será sede de la primera ronda del Clásico Mundial del 2017. Aunque las Grandes Ligas no piensan hacer ningún anuncio oficial hasta después del Juego de las Estrellas.

Será la segunda vez que el estadio de Miami acoja el evento, pues en la edición del 2013 fue anfitrión de la segunda ronda, de donde República Dominicana avanzó a la conquista del título de manera invicta.

“Solo faltan detalles por definir, pero ya es un hecho que el Marlins Park tendrá juegos en la primera semana de marzo”, afirmó una fuente del club. “Incluso, habíamos pedido ser sede de la segunda ronda, pero algunas franquicias se quejaron que ya teníamos demasiado. Así y todo estamos contentos con lo que nos tocó”.


Para el 2017 ya los peces tienen asegurado el Juego de las Estrellas a mediados de julio, un evento que se celebrará por primera vez en el sur de la Florida y se espera que antes de que finalice el 2016 vea la luz la segunda Serie de las Américas con presencia de equipos del béisbol invernal del Caribe.

Justo cuando el comisionado de las Mayores, Rob Manfred, vino a Miami para el anuncio del fin de semana estelar el 16 de febrero, los Marlins le hicieron saber su deseo de repetir como sede del Clásico.

“Somos Miami, y si no nos enfocamos en la globalización del béisbol no estamos haciendo nuestro trabajo”, comentó en ese momento David Samson, presidente del club. “Miami es la puerta de las Américas, una ciudad en crecimiento”.


Lo único que ha demorado una publicación detallada de las sedes y las fechas es la confección de los grupos de primera ronda, pues se quiere romper con esquemas pasados y se han examinado varias propuestas.

A pesar de todavía no hay nada en firme, el grupo de Miami pudiera contemplar una variante: Estados Unidos, Canadá, República Dominicana y Colombia, lo cual ya es una segunda modificación a una idea inicial que incluía a Puerto Rico y no contaba con los vecinos del norte.

La gran ausente en este caso sería Venezuela, que cuenta con una numerosa población en el sur de la Florida.


“Esto es lo que más dolores de cabeza les está dando a los organizadores”, agregó la fuente. “Quieren mezclar equipos de diferentes zonas geográficas, complacer a algunas federaciones internacionales. Los grupos han cambiado varias veces”.

Junto a Miami, las otras sedes de primera ronda serían Tokío, Seúl y Guadalajara, lo cual significa un duro golpe para ciudades de mucha tradición beisbolera como San Juan y Santo Domingo, que nunca ha sido anfitriona.

Ya hay 15 clasificados para el Clásico del 2017 y la última plaza saldrá de una llave que tendrá lugar en Brooklyn, Nueva York, con la presencia de Israel, Pakistán, Gran Bretaña y Brasil.