27 de junio de 2016

Matan belga, hieren alemán en atraco

Una mujer belga fue asesinada y un alemán resultó herido de varias puñaladas durante un atraco que intentaron perpetrar anoche en un complejo habitacional y turístico de Costambar, de esta provincia.

Marina Henrietta Belmuls de 71 años, natural de Bélgica, quien tenía varios años residiendo en el apartamento Holland Park número 03 del complejo turístico Costambar, fue ultimada de varias puñaladas en el cuello, el tórax y el abdomen.
En tanto, el alemán herido es Maick Schneider, 58 años, casado, residente en el apartamento Holland Park, del mismo edificio, quien resultó con heridas de arma blanca que se las causaron los dos hombres en el momento que intervino cuando su vecina era atacada por los delincuentes.

El suceso ocurrió pasadas las 11:30 de la noche en el complejo turístico ubicado en la parte oeste San Felipe de Puerto Plata.

Los extranjeros tras ser heridos por los dos atracadores, que huyeron del lugar, fueron auxiliados por dos unidades médicas de Rescate Ámbar que los trasladó a la clínica Doctor Bournigal, de Puerto Plata, pero la mujer falleció cuando era trasladada y su cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

En el lugar del hecho se observó esparcida una gran cantidad de sangre y se presentaron funcionarios del Ministerio Público, encabezados por el magistrado Víctor Manuel Mejía, así como oficiales de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), de la Policía.

Se informó que las heridas a la mujer belga se las infirieron los dos hombres, aún no identificado, cuando uno de ellos penetró por la parte trasera de su apartamento y la atacó con un cuchillo, en el momento en que la extranjera estaba sentada en una silla frente a una computadora.

El informe preliminar establece que tras escuchar los gritos de auxilio de su vecina, el germano Schneider, quien tiene nueve años residiendo en Costambar, acudió en su auxilio y fue herido, tras forcejear con el agresor.

Schneider dijo a la Policía que durante el forcejeo, luego de ser herido por el hombre, éste logró huir al saltar del apartamento para luego atravesar un campo de golf que queda al frente del lugar, donde dejó abandonada el arma homicida, un cuchillo de ocho pulgadas de largo y totalmente ensangrentado.

Además, en el lugar del crimen la Policía ocupó un collar con bolas negras y blancas, con una cruz plateada, el que se presume es propiedad el agresor.

Fuente elnacional