15 de junio de 2016

Impiden desalojo en instalaciones Coca Cola a pedradas y botellazos

El local que aloja a la empresa Bepensa Dominicana fue escenario de duros enfrentamientos entre policías y empleados de la firma de bebidas gaseosas, luego de que abogados notarios intentaron hacer un desalojo supuestamente autorizado por un juez, debido a una litis que lleva mas de 30 años, por la reclamación de una parte del terreno donde está ubicada la industria.

El incidente ocurrió cuando las autoridades arribaron al lugar y los trabajadores de esta empresa los recibieron lanzando botellas a la calle.



José Hoperman, el abogado representante de William Amador, quien reclama una parte de los terrenos es de su propiedad, dijo que intentó llevar a cabo el desalojo, pero que él y sus acompañantes fueron recibidos con bombas lacrimógenas y lanzamiento de botellas.

“William Amador tiene innumerable cantidad de sentencias de la Suprema Corte de Justicia, tiene su certificado de título, y sin embargo, por la actitud de Bepensa Dominicana antigua Refrescos Nacionales, es imposible tomar el control de 15 mil metros que le corresponden, según las decisiones judiciales y el registro de título de la República Dominicana”, expresó el jurista.

Resaltó que hoy, “el juez de paz previa vista de toda la documentación ordenó trasladarnos aquí para desalojar esta parte del terreno, pero fuimos recibidos con bombas lacrimógenas, con botellas, y uno de los camarógrafos de uno de los canales de televisión que estaban aquí fue encañonado y amenazado”.

Alrededor del lugar se encuentra un gran contingente policial.