15 de junio de 2016

Descubre cuál es la mejor hora para pesarte

Pesarse a cualquier hora del día es un error, lo que se puede traducir en que labalanza muestre hasta un kilogramo más de lo que realmente pesas. Para evitar estas equivocaciones, un experto cuenta cuál es la forma correcta de controlar nuestro peso.

Edmundo Rodríguez, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, establece el horario ideal para realizar el control de peso. 

"El horario ideal para controlarse el peso es durante la mañana, al levantarse, en ayunas, desnudo y después de haber hecho sus necesidades. Esta recomendación es básicamente porque el peso es una medición de la composición total del cuerpo, lo cual incluye huesos, grasa, musculatura y el agua que compone más del 60 por ciento del total de nuestro cuerpo, la cual varía durante el día".

“La diferencia de peso que se verifica durante el día tiene que ver básicamente con la cantidad de agua que se ingiere y la cantidad de alimentos que consumimos. 

Al finalizar el día hemos consumido una cantidad importante de alimentos, los cuales se mantienen en el intestino, además del agua que ingerimos, por lo que al momento de subirnos a la pesa habrá una diferencia de un kilogramo o inclusive más si hemos consumido abundante agua y no hemos orinado”, precisa el nutricionista.

Además sería ideal pesarse en la mañana ya que durante la noche, como no ingerimos alimentos, la comida que se mantiene en el cuerpo solo realiza el proceso de digestión. Junto con esto nuestro cuerpo absorbe el agua, que se eliminará en forma de orina, o a través de nuestra piel y la respiración en la noche.

En el caso de las mujeres, el periodo de la menstruación también afecta el peso corporal, ya que la hinchazón y la retención de líquidos se hace presente. "Las mujeres en periodo de menstruación sufren una serie de cambios hormonales, los cuales conllevan una serie de cambios a nivel corporal", asegura el especialista.

Uno de los síntomas más comunes dentro de este periodo se encuentra laretención de líquidos, de la que no podemos determinar cuanta agua retiene en promedio. Esta se realiza a nivel intestinal, por lo que muchas veces va acompañada de estreñimiento. Lo que podría ayudar a superar estos síntomas son el consumo de abundante agua y alimentos ricos en fibra.

Ten en cuenta que si estás en un periodo de dieta alimenticia, no es aconsejable que te subas a la balanza todos los días, ya que el peso varía y no demostrará tu baja de peso de manera inmediata.

Fuente 24horas