14 de junio de 2016

Cleveland vence a Warriors y se mantienen con vida

LeBron James y Kyrie Irving brillaron con más de 40 puntos por cabeza y los Cleveland Cavaliers siguieron con vida en la final de la NBA, al doblegar el lunes 112-97 a los Golden State Warriors para obligar a un sexto partido.

Es la primera vez en la historia que dos compañeros anotan más de 40 puntos cada uno en el mismo encuentro de una serie final. James sumó 41 unidades, 16 rebotes y siete asistencias. Irving totalizó 41 tantos, al atinar 17 de 24 disparos, y repartió seis asistencias.

El sexto encuentro de la final se realizará el jueves en Cleveland.

Klay Thompson anotó 37 puntos, mientras que Stephen Curry sumó 25 por los Warriors, que jugaron sin el suspendido Draymond Green. Además, Golden State perdió a Andrew Bogut en los albores del tercer cuarto, por una lesión de rodilla.

El encuentro se fue al entretiempo igualado a 61 puntos. Cleveland fue amo y señor de la segunda mitad, en la que superó por 51-36 a los locales. James acumula 26 series consecutivas consiguiendo al menos un triunfo como visitante, con lo que ha ampliado un récord de la NBA.

Golden State tiene ahora ventaja de 3-2. Los Warriors amarraron el título el año pasado en el sexto duelo y en casa de los Cavs.