25 de junio de 2016

Artistas urbanos exhiben los más costosos y lujosos vehículos

Tener un auto de lujo o deportivo ya no es algo exclusivo de los peloteros. En el mundo del espectáculo, especialmente en la música, la compra de estos potentes vehículos es una noticia del día a día. Según el experto del mundo automotriz, Hugo Beras, esto es meramente una cuestión de épocas.

Los peloteros tuvieron su momento. Luego, cuando el ritmo de la güira y la tambora estaba en la cima era moda de los merengueros, pasó a los bachateros, por la misma razón, y ahora es una pasión de los exponentes urbanos.



¿Qué tú dirías si un cantante como El Alfa o Mozart llega a una presentación en un Corolla? La gente de una vez piensa: -Este no está pegao’ nada-, entonces es el público quien los lleva a eso”, explicó Beras. El Alfa adquirió un Lamborghini Huracán en mayo

Actualmente, el listado de los artistas apasionados por estos vehículos de lujo y deportivos es largo. Reggaetoneros, merengueros y bachateros invierten grandes sumas de dinero.

Cuando se habla de aficionados y apasionados por los vehículos, Fernandito Villalona no se queda atrás. “El Mayimbe”, según su hermano Bolívar Villalona, siente pasión hacia tres cosas: familia, música y carros. 

El intérprete de “Tabaco y Ron” tiene aproximadamente seis vehículos, entre carros y jeepetas, de las marcas Jaguar, Mercedes Benz, Honda y Toyota. A principios de este año, le regaló a su esposa Fátima una Mercedes Benz 2016, valorada en 52 mil dólares.

Quien sigue a Luis Vargas, sabe que al bachatero le gustan sus lujos y probablemente recuerden el episodio ocurrido en el 2013, cuando estuvo a punto de comprar un helicóptero para trasladarse a sus presentaciones.

Actualmente, entre sus adquisiciones se pueden contar un ‘four whell’ Raptor 700 2016, un jeep Wrangler Sahara 2015, al cual apodó “El Becerro”, como regalo por el Día del Padre que le hizo uno de sus siete hijos, y una Range Rover. En uno de sus vehículos, los asientos dicen “El Rey”, como parte de la personalización. 

De su colega Anthony Santos, se dice que tiene varios autos lujosos, aunque no es de mucho alardear. En sus redes muestra accesorios de uno de sus “juguetitos”, un Mercedes Benz 63.

A Rafa Rosario no solo le gustan los autos deportivos, sino también la velocidad. El intérprete de “Nuevecita de caja” tiene un Ford Mustang convertible. 

Continuando con los clanes, los Ventura tienen en Jandy el mayor fanático de los automóviles. El hijo de “El Caballo Mayor” ha tenido vehículos de las marcas BMW, Lexus, Mercedes Benz, Audi, Toyota, Nissan, Chevrolet, entre otros que ya ni recuerda. 

Jandy dijo a elCaribe que después de haber tenido ‘‘tantos’’ carros, entendió que es mejor hacer negocios con ellos, así que vendió su BMW S500, conserva su Chevrolet Suburban, una Audi Q7 y comparte un Ferrary Italian con un amigo.




Entre los urbanos, El Alfa y Mozart La Para lideran la lista. “To’ el mundo en la calle se puso a criticar, pero el chamaquito se puso a trabajar… ando en un Lamborghini”, dice la canción que
El Alfa estrenó tras adquirir un Lamborghini Huracán Rojo, el cual llama “Superman” y por el que asegura pagó 385 mil dólares. 

Tiene, además, una Range Rover valorada en 180 mil dólares. El Mayor Clásico también tiene una de estas.

A Mozart, de su lado, no solo le llegan “lo’ teni’ primero que a Kanye”, el cantante disfruta de su carro deportivo Audi R8 Spyder 2015, inicialmente blanco, el cual está valorado, según la Dirección General de Impuestos Internos, en aproximadamente 7 millones 400 mil pesos. 

A su esposa Alexandra le regaló una jeepeta Porsche Macan 2016, valorada en RD$3. 137,644.

Algunos artistas parecen tener una especie de dealer, pero el que sí tiene uno es Toxic Crow: Toxic Auto Import. Aunque el urbano maneja un Lexus IS 250 del 2012, en una entrevista en el programa “Más Roberto”, dijo que usa un vehículo según el día. 

Otro con Lexus, también blanco, es el ex Teke Teke, Crazy Desing, quien además tiene una motora Yamaha R6 de colores amarillo y negro, en la que se accidentó y fue intervenido quirúrgicamente.

En la línea de los Mercedes Benz, Shelow Shaq se anota con un CLS 300.

Lujo, comodidad e imagen sobre ruedas



El bachatero Frank Reyes tiene una pequeña “colección”: un Corvette, una limusina Hummer, una Cadillac Escalade, una jeepeta Prado Land Cruiser y una Toyota Van. “Siento pasión por ellos, me encantan, pero también es por un asunto de trabajo. 

Creo que el artista debe llegar representando donde quiera que va”, dijo el intérprete de “Princesa” a elCaribe. Don Miguelo, por su parte, también tiene casi un dealer, para sus gustos y para acomodar a su equipo de trabajo. 



El cantante tiene un Porshe Panamera GTS 2015 blanco, valorado al momento de su compra (2014) en aproximadamente ocho millones de pesos, una jeepeta Mercedes Benz que regaló a su manager Enrique Crespo, un autobús de 32 pasajeros para sus músicos, una casa rodante como camerino y un camión para trasladar los equipos de sonido. 

El cantante de “7 Locas” dijo que, a su entender, “a la gente no le importa el dinero del artista, lo que le importa simplemente es su música y ya”.

Fuente/El Caribe