17 de mayo de 2016

Westbrook y Durant guían a Oklahoma sobre Warriors

Golden State Warriors perdieron el Juego 1 de las Finales de la Conferencia Oeste ante Oklahoma City Thunder en el Oracle Arena.Russell Westbrook (27 puntos y 12 asistencias) y Kevin Durant (26 puntos y 10 rebotes) se llevaron una cita apretada que se decantó en los momentos finales a favor de los visitantes. 

Fue el primer encuentro que OKC vencieron a los Warriors en todo el año.

Fueron muchos los condicionantes, aunque a la postre, el resultado final dependería del quehacer de las dos parejas más influyentes de la temporada: los ‘Hermanos Splash’ y el tándem Westbrook-Durant. Durante la campaña regular, ambos duetos lideraron la liga en puntos combinados. Mientras los jugadores de Golden State, Stephen Curry (26 puntos y 10 rebotes y siete asistencias en la cita del lunes) y Klay Thompson (25 puntos y nueve rebotes) sumaron una media de 52.2 PPJ, el armador y el alero del Thunder les siguieron de cerca con 51.7 PPJ. 

Llego el momento de comprobar qué tendencia predominaría.

Durante el primer partido de la serie, Thompson iba camino de dar el enésimo recital de estos playoffs con un encuentro en el que volvió a desplegar chispazos de su furia ofensiva aderezada con su habitual intensidad defensiva. 

No fue suficiente. Tanto él como Curry registraron un primer cuarto pobre en el apartado de anotaciones con un idéntico balance de 2-de-7 en tiros de campo y 0-de-2 en triples. El de sus rivales más ilustres no fue demasiado distinto: 1-de-5 para Westbrook y 2-de-5 para Durant. Sin embargo, a lo largo que avanzó el segundo cuarto, la pareja de los Warriors comenzaron a hacer honor a su nombre.

Antes del descanso, Thompson calentó la muñeca y convirtió tres triples con los que además de poner en pie al respetable, comenzó a variar la tendencia de efectividad en la pintura con la que los Warriors llegaron a dominar con 20 de sus 37 primeros puntos. 

Curry anotó otros dos triples, uno de ellos para el baúl de los recuerdos: Sobre la bocina que marcó el intermedio ante la presencia de un Andre Roberson desbordado.

Hasta ese momento, Westbrook no solo estuvo eclipsado por el trabajo defensivo de Thompson, Curry y compañía (1-de-8 en tiros de campo para anotar tres puntos) sino que además sucumbió a la intensidad con tres balones perdidos. 

El monstruo parecía apagado al tiempo en que Durant e Ibaka mantuvieron a los suyos a flote. Hubo que llegar el tercer periodo para que el base de OKC despegara. Anotó 19 puntos con los que aportó para que un triple de Durant al comienzo del último cuarto pusiera las tablas en el marcador (88-88). Los Warriors llegaron a desperdiciar una ventaja de 14 puntos.

Llegó el momento de la verdad en el que sólo había dos opciones: Un final de partido típico en que los californianos dominaran como lo hicieron durante las victorias en los tres juegos de la serie de la temporada regular, o la vuelta de tuerca de unos Thunder acostumbrados a que se les escaparan las citas por culpa del brillo de los ‘Hermanos Splash’ en los suspiros finales.

Con el marcador en contra (97-93) y a falta de cinco minutos para el final, los Warriors desplegaron un juego rápido con prioridad en las oportunidades perimetrales. Tanto Curry como Thompson erraron varias, mientras que el Thunder arañó cierta ventaja con jugadas en la pintura. Un triple del Jugador Más Valioso de las últimas dos temporadas y una excelente penetración a canasta bastaron para que los Warriors acecharan a sus rivales.

Westbrook y Durant estuvieron desafinados en varios lances finales, al igual que Curry y Thompson. La precipitación brilló por su presencia en ambos equipos. A Durant no le entran los lanzamientos ni con ayuda divina y Westbrook tampoco estuvo afortunado ni en la configuración de jugadas, ni en su ejecución.

La triple-dependencia en Curry no surtió efecto en esta ocasión y finalmente los Warriors no pudieron llevarse la cita.