27 de mayo de 2016

Que !! Condenan a dos por alabar en público a Trujillo

Los condenados tendrán que trabajar en el ayuntamiento, realizar un arrepentimiento público y pagar multas de dos mil y 500 pesos.

Fueron sentenciados a seis meses y tres meses, respectivamente, dos hombres encontrados culpables de haber hecho alabanzas públicas al fenecido dictador dominicano Rafael L. Trujillo durante un acto celebrado el 24 de octubre del 2013.

La condena fue impuesta por el juez César Emilio Cabral Ortiz contra el exmilitar Alan Alexander Delgado Mateo y Luís María Pérez Cruz, a quienes se les atribuye haber violado la Ley 5880-62 que prohíbe las alabanzas al régimen trujillista.

Ambos, que también fueron condenados por violación a la Ley de Símbolos Patrios, deberán cumplir el referido período con trabajos comunitarios y tendrán que pagar RD$2,000 y RD$500.00, respectivamente, en favor del Estado dominicano.

Esta legislación, que fue creada a principios de la década de los 60 cuando persistía el peligro de que hubiera un retorno del trujillismo, ha sido considerada una “aberración” por distintos sectores, los cuales consideran debe ser derogada porque atenta contra los principios de la libertad política y de la libre expresión y difusión del pensamiento.

Los dos hombres también fueron condenados por violación de la Ley de Símbolos Patrios al usar una bandera dominicana durante una protesta.

Luís María Pérez Cruz (Kike el Mexicano) simuló durante el acto el personaje de “Súper Trujillo”, al portar la Bandera Nacional.

Deberán cumplir el referido período con trabajos comunitarios en el Ayuntamiento de Constanza, realizar un arrepentimiento público y pagar multas de dos mil y 500 pesos en favor del Estado dominicano.

La Federación de Fundaciones Patrióticas y el Museo Memorial de la Resistencia Dominicana entregaron el 10 de diciembre del 2012, Día Internacional de los Derechos Humanos, un pliego con más de 18 mil firmas dentro de la Operación “Nunca Más” para exigir el cumplimiento de la Ley 5880-62 y el procurador general, Francisco Domínguez Brito, emitió la Resolución 000027, que reconoció la vigencia de esa legislación y ordenó su fiel cumplimiento.

Aquella decisión se adoptó en momentos en que ocurrían una serie de actos, promocionados algunos y encabezados otros por Ramfis Rafael Domínguez Trujillo (El Nietísimo), que alababan, exaltaban y reivindicaban al régimen trujillista y su figura principal, ultimada en atentado el 30 de mayo de 1961.