28 de mayo de 2016

Critican estuviera en libertad integrante de la banda asesinaba chóferes

El vocero de la Policía general Máximo Báez Aybar, criticó ayer que estuviera en libertad Hugo Zorrilla Alfonseca, quien presuntamente es uno de los integrantes de la banda “Los Verdugos de la Fosa”, acusados de la desaparición y asesinato de cuatro chóferes en San Pedro de Macorís.

Explicó que Zorrilla Alfonseca fue apresado por la muerte hace casi un año del chofer Vidal Dionisio Berroa, de 50 años, cuyo cadáver fue hallado en el río Higuamo, con un block amarrado. Guardó siete meses de prisión.

“Esta persona fue apresado por la muerte del primer chofer y sometido a la justicia, se le conoció medida de coerción, vemos que ya estaba en la calle. Ahora estamos resolviendo otros tres crímenes cometidos por una persona que debió guardar prisión”, expresó.

A Zorrilla Alfonseca, hijo de un coronel de la Policía; su esposa la exsargento mayor de ese cuerpo Luz Divina Martínez Pimentel, Radhamés Antonio Ramírez y Hansel Peralta Mercedes, les impusieron un año de prisión como medida de coerción por la muerte de los choferes Germán Quezada Arredondo, David Polanco, Gary Wilson Rodríguez y uno identificado como Toussaint.

Denuncias. Además, Báez Aybar aclaró que la institución del orden solo tenía cuatro denuncias de desapariciones de choferes.
En algunos medios de comunicación dicen que siete choferes han desaparecido en San Pedro de Macorís.

Apresan. En otro orden, fue apresado el segundo teniente pensionado Antonio Carrasco Cuevas, a quien acusan de haber participado en un enfrentamiento a tiros en el que falleció Gabriel De Oleo Sánchez, en 2013.

D‘Oleo Sánchez recibió un disparo en el pecho cuando estaba sentado en la galería de su casa, en Los Guarícanos, Santo Domingo Norte, luego de que Carrasco Cuevas y Raulín Cedano Ruiz, quien está prófugo, se enfrentaron a tiros en el drink La Jefa.
Fuente hoy